Seguidores

Datos personales

Mi foto
Sevilla, Sevilla, Spain

jueves, 27 de octubre de 2011

La copia del Señor de Pasión se encuentra emparedada en la residencia de San Juan de Dios



La copia del Señor de Pasión se encuentra emparedada en la residencia de San Juan de Dios de la calle Sagasta


-La copia del Pasión está emparedada en San Juan de Dios-.


El profesor García Romero la realizó una noche de 1995 · El molde se rompió ante notario · El mismo especialista, que ya había hecho con éxito la copia del Giraldillo, realizó la del cuerpo del Gran Poder en 1985

Carlos Navarro Antolín · Diego J. Geniz / Sevilla | Actualizado 17.02.2008 - 12:50
  
¿Qué le parece que existan copias de seguridad de imágenes como Pasión y el Gran Poder?



La señera e impresionante escultura del Señor de Pasión


Las hermandades de Pasión y el Gran Poder mantienen copias de seguridad de sus respectivos nazarenos, obras de Martínez Montañés y Juan de Mesa, respectivamente. La copia del cuerpo del Gran Poder se realizó en 1985, justo antes del comienzo de la primera intervención sobre el Señor a cargo de los hermanos Joaquín y Raimundo Cruz Solís e Isabel Pozas. Está depositada en las dependencias basilicales de la corporación, muy cerca de la zona del tesoro. La hermandad no encargó entonces una copia de toda la figura porque ya poseía un vaciado del rostro realizado por Antonio Illanes en los años 50. Gracias a ambos encargos dispone de una copia de seguridad completa de la sagrada imagen. La copia del Señor de Pasión se ejecutó en 1995 con motivo de la restauración efectuada por los citados expertos en las instalaciones del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Esta copia se encuentra emparedada en la residencia de San Juan de Dios de la calle Sagasta, detrás de un altar de la iglesia de la Paz, como confirman distintas fuentes de la orden hospitalaria y sugiere el actual hermano mayor de Pasión. Con la elección de este emplazamiento tan singular -esta iglesia está enfrente del Salvador- la hermandad se asegura un lugar sagrado para la réplica y que no resulte dañada en caso de una posible catástrofe en el Salvador.

Las cofradías se oponen generalmente a referirse públicamente a la existencia de copias de sus sagrados titulares, pese a que el criterio de consagrados restauradores a este respecto es el de abordar estas cuestiones con la mayor transparencia para no dar pie a especulaciones sobre posibles sustituciones del original por la copia sin una comunicación previa a los hermanos.

El imaginero Antonio Illanes realizó una copia completa del Gran Poder para el Perú por encargo del obispo de Tacna, donde hoy sigue recibiendo culto. También hizo un busto en 1954, trabajado en cedro sin policromar -tan sólo patinado- que estuvo varios años expuesto en el tesoro de la hermandad. Este busto hace las veces de copia de seguridad, pero faltaba aún tenerla del resto de la imagen. Por este motivo, en 1985, con motivo de la primera intervención practicada sobre la imagen por los Cruz Solís, el profesor Antonio García Romero, un reconocido experto en estas funciones, realizó una copia del cuerpo, estrictamente del cuello hacia abajo, con la particularidad de que se ejecutó antes del comienzo de una restauración que tenía como objetivo eliminar los desperfectos causados por la "dramática" intervención de Francisco Peláez del Espino en 1977, tal como es calificado aquel trabajo en la historia oficial de la hermandad.

 El Gran Poder, durante la última restauración.

La ejecución de esta copia fue propuesta por dos miembros de la comisión de seguimiento de aquella restauración: el catedrático José Hernández Díaz y el profesor Jorge Bernales Ballesteros. El imaginero Luis Álvarez Duarte, miembro también del grupo supervisor, fue quien propuso al profesor García Romero para su ejecución, puesto que ya había realizado con notable éxito de crítica la réplica del Giraldillo que hoy se encuentra en la sede cultural de Cajasol, en la calle Laraña. García Romero realizó la copia parcial del Señor en poliéster -el resultado es un material de color neutro- en las mismas dependencias de la basílica. Según Álvarez Duarte, García Romero tardó poco más de cuatro días en realizar este vaciado: "Se hizo todo con un respeto tremendo. Nadie me lo puede negar porque lo viví en directo y porque estoy totalmente de acuerdo en que se hagan copias de seguridad de las imágenes. Es una muestra de responsabilidad de los dirigentes de las hermandades".



En esta fotografía del rostro de la imagen de la imagen del Señor del Gran Poder de Sevilla. Es evidente el deterioro y el mal estado en el que se encontraba tan portentosa escultura de insigne escultor Juan de Mesa

Fotografía del Señor del Gran Poder de Sevilla antes de la última restauración.
Fotografía del Señor del Gran Poder de Sevilla después de la reastauración.

García Romero guarda discreción sobre aquel encargo. Tan sólo reconoce que hizo una cruz más adecuada para el Gran Poder. Y explica las razones por las que las copias de imágenes se quedan blanquecinas: "Si se policromaran se podrían utilizar. Entonces estaríamos falseando. Si tú tienes un original y se hace una copia como protección del original y se policroma, tú estás falseando". Sobre si le exigieron silencio tras hacer la copia del cuerpo del Gran Poder, es tajante: "Prefiero no hablar más de este asunto". Y sentencia sobre la imposibilidad que tiene a la hora de hablar de los encargos: "Mi currículum nunca lo he podido utilizar".

El mismo experto enumera los materiales que suele usar en los encargos: "La escayola o la cola, que tenía el problema que para rellenar el molde tenía que estar a 60 grados. Nosotros introdujimos una novedad, la silicona, que se usó para copiar el Giraldillo".

La copia de Pasión se ejecutó hace 13 años por el mismo experto. El trabajo se hizo en horario nocturno. Se empleó toda una noche.El Señor fue recubierto de una pasta al completo. Se esperó a que la pasta se secara durante la noche. Por la mañana se se sacó el molde y, tras comprobar que la imagen no había sufrido ningún daño -como así fue- se procedió a rellenar dicho molde de una nueva pasta. Una vez secada, se desprendió el molde y apareció la copia exacta. El molde fue destruido para evitar la ejecución incontrolada de copias. Un notario dio fe de la destrucción.

El Señor de Pasión
La Hermandad de la Esperanza de Triana es otra de las hermandades que posee una copia de seguridad. La cofradía tiene una mascarilla de la Virgen. En 1989, antes de comenzar la restauración de la Dolorosa, Álvarez Duarte puso como condición previa la realización de una mascarilla en marmolina que sirviera en el futuro para demostrar que en ningún momento de la restauración se empleó la gubia. La mascarilla se hizo en presencia del párroco de Santa Ana, Juan Martín; el notario Ángel Olavarría, la junta de gobierno y el vestidor de la imagen, Fernando Morillo. Álvarez Duarte tardó media jornada en realizar la mascarilla, que tiene un color blanco pálido y que sigue custodiada por la hermandad. Las manos de la Esperanza no se tocaron. Se les aplicó un mínimo tratamiento de conservación para que siguiera teniendo, según Álvarez Duarte, "los besos de todos sus devotos".

Página del Blog del Boletín de las cofradía Nº 363 de  Semana Santa en Sevilla

Los Cruz Solís oscilan entre la discreción y su criterio como especialistas, absolutamte favorable a la ejecución de copias de seguridad. Joaquín es claro: "Siempre he defendido que se hagan copias. Todas las hermandades con imágenes de calidad deben tener una copia. Es una recomendación que siempre hacemos". Precisa una excepción en su carrera: "Sólo le diré que desde luego del Cachorro no se ha hecho copia. No es por nada, sino porque cuando lo restauramos después del incendio tuvimos que buscar muchas de las referencias que habían desaparecido. Por eso insisto en que es necesario hacer copias". Sobre las causas del oscurantismo de las hermandades, tiene su tesis: "Habría que decirle a los hermanos: 'Hemos restaurado a nuestro Cristo, aquí lo tenéis, y también hemos hecho un patrón por si desaparece la imagen primitiva tener una muy certera'. No se hace por el temor de las juntas de gobierno a que los hermanos piensen que han cambiado la original por una copia. Que la auténtica se ha guardado y ahora veneran un simulacro. Si todo se hiciera con transparencia, no ocurriría esto".

Isabel Pozas, reconocida experta del equipo de los Cruz Solís, reconoce indirectamente que existe una copia del Nazareno de Montañés: "La copia de Pasión jamás le toqué, no sé ni quien la hizo. Hay unas normas que te prohíben policromar los vaciados, porque sino se falsea. Además, las copias van realizadas en poliéster o en yeso, y nunca he policromado sobre estos materiales. Eso es lo que quiero que quede claro, que nunca ni los Cruz Solís ni yo hemos intervenido en copias, sólo en originales".

Álvarez Duarte asegura que vivió en directo cómo, siendo aprendiz en el taller de Francisco Buiza, éste realizó una copia en escayola del San Juan de la Amargura
Fuente:
Diario de Sevilla.es
Fotografía :
Web Fotos Cofrades RV. Roberto Villarrica.
Archivos personales.